Sólo tenemos una oportunidad de ofrecer una primera impresión. Asegúrate de invertir en la mejor tarjeta de presentación que te puedas permitir. Recuerada que las tarjetas de presentación es tu introducción a un cliente y por el bajo costo que tienen, es dinero bien invertido.